Print

DÉCIMA EDICIÓN 2018

CP2018---WEB

Pasaron dos años y acá estamos otra vez. Como en 1999, 2001, 2003, 2005, 2008, 2010, 2012, 2014 y 2016, en febrero de 2018 festejamos la décima edición de la Copa Patagonia. Diez ediciones de un torneo que tiene una historia y una trascendencia que la han convertido en tradición. Nuestra relación con Christchurch High School Old Boys RFC, “el pequeño club de rugby más grande del mundo”, cuna de más de treinta All Blacks a lo largo de sus  casi 120 años de vida, entre otros, Richard Lowe, Graeme Bachop, Justin Marshall, Daryl Gibson, Ben Hurst, los hermanos Whitelock, Daniel Carter, Andrew Mehrtens, Aaron Mauger, Reuben Thorn, Luke Romano y entrenadores como Steve Hansen y Graham Henryno puede menos que honrarnos y hacernos sentir orgullosos.

Las giras de rugby son habituales en nuestro país pero son una rareza en la mayor parte de los países donde el rugby es una pasión. Los clubes, sencillamente, no las tienen dentro de sus objetivos. El avance del profesionalismo, las dificultades económicas, los compromisos laborales de jugadores y dirigentes, hace que sea casi imposible plantearse un objetivo para el cual es necesario invertir tiempo y dinero. Pero si un club, un club de los nuestros o un club de otro país, decide ir de gira dificilmente optaría por un destino ya conocido; probablemente iría un par de veces a Londres, Dublín o París; pero sería impensable que fuera diez veces al mismo lugar.

Diez veces vino Christchurch High School Old Boys Rugby Football Club a la Argentina, por no decir que vino diez veces a Bahía Blanca, que es lo que hizo. Y Ken Pope organizó y llevó adelante todas las giras. Su constancia y su lealtad nos comprometen a seguir adelante. Los jugadores del Club El Nacional reciben en sus casas durante seis días a los jugadores de Old Boys. Y este gesto es algo único en el mundo del rugby. No hay posibilidad alguna, no importa dónde, de que una familia se haga cargo de alojar, alimentar y hacer sentir como en casa a un joven extranjero durante dos o tres días, no hablemos de una semana. Y eso hacemos en nuestro Club.

Hoy queremos agradecer muy especialmente al Club Sociedad Sportiva, el tetracampeón y actual poseedor de la Copa Patagonia, por habernos acompañado en todas las ediciones. Asmismo es un placer volver a contar con la participación del Club Argentino. 

Un párrafo aparte merece el Club Sol de Mayo, de Viedma. Durante cuatro temporadas varios de sus ex jugadores formaron parte del plantel del Club El Nacional, viajando para jugar todos los fines de semana casi mil kilómetros. Esta será su primera participación en la Copa Patagonia y además recibirán a Christchurch High School Old Boys antes de su llegada a Bahía Blanca. Para ellos implica un esfuerzo enorme que nosotros apreciamos y agradecemos.

En esta edición recibiremos por primera vez a un club de rugby de los Estados Unidos de Norteamérica: Village Lions Rugby Football Club, de la ciudad de Nueva York. Su entrenador, Andrew Britt, vino como árbitro designado por la Canterbury Rugby Union Referees’ Association para la Copa Patagonia 2010.

El Hockey del Club El Nacional suma su quinta participación con equipos de damas y caballeros: Club Banco Provincia de Buenos Aires, Club Atlético Monte Hermoso, Club Pacífico, Club Villa Mitre, Club Argentino, Club Estudiantes de Olavarría, y Club Tiro Federal. A todos ellos les damos una cordial bienvenida y les deseamos la mejor de las suertes.

El Sóftbol aportará nuevamente su esfuerzo para sumar equipos de alto nivel con la destacadísima actuación de un Seleccionado Nacional Femenino Sub18; los equipos confirmados son: Club Los Indios, Universidad de Río Cuarto, Golondrinas de Ciudad de Buenos Aires, Club Estudiantes de Olavarría y nuestro Club El Nacional. Bienvenidos y mucha suerte a todos ellos también. 

El Básquetbol del Club El Nacional participará por tercera vez en la Copa Patagonia; nuestro primer equipo ganó la Copa en la edición 2016 e intentará retenerla. Los otros participantes son tres glorias del básquetbol bahiense: Olimpo, Estudiantes y Pueyrredón. A todos ellos muchas gracias por seguir ayudando a que el deporte que ha llenado de orgullo a Bahía Blanca, el deporte del Beto Cabrera, de Lito Fruet, del Negro De Lisazo, del Patito Tomás, de Jorge Cortondo, de Alfredo Monachessi, de Raúl López, de la Generación Dorada y de tantos chicos que juegan todos los sábados, siga vivo y continúe creciendo.

La competencia es importante, los resultados cuentan, la mejora del nivel de juego es un objetivo central, socializar es vital, aprender a respetar otros modos de vida tambien lo es, pero el saldo de la Copa Patagonia será siempre una capa invisible que se agrega a otra capa más invisible todavía, conformando una entidad que incluye años, amistades, recuerdos, fotos, y un futuro que parece estar siempre a la vuelta de la esquina. 

 

Subcomisión de Rugby
Club El Nacional